En Megaagro, Nóvitas pintó panorama optimista para precios de la soja - Nota de Tardáguila

“O los precios suben para que se siembre en Estados Unidos o suben después porque no sembraron. Pero suben”, sentenció el especialista argentino de Nóvitas, Enrique Erize, durante la jornada de análisis de mercado que mensualmente organiza el escritorio Megaagro.

 

En base a lo que ha sido la evolución del mercado en las últimas semanas, y teniendo en cuenta las expectativas de siembra en el Cono sur americano, Erize se mostró confiado en cuanto a que la demanda de China seguirá siendo tan intensa como hasta ahora y que ello permitirá que los precios se sostengan a pesar de la “espeluznante” cosecha de Estados Unidos. “No me apuraría a vender soja; no le tengo miedo a la baja”, afirmó el especialista. Y argumentó que “China no puede hacer otra cosa que llevarse la soja, porque la necesita”.

Consideró factible, dada la usual volatilidad en los precios dentro de una zafra, que la cotización llegue a los US$ 400 en los primeros meses de 2017. A ese precio “abrocho”, dijo gráficamente.

Erize recordó que los rendimientos tanto de soja como de maíz en Estados Unidos han sido récord en los últimos tres años, tanto por la tecnología, la genética, pero también por el clima, que fue muy favorable en los tres últimos años. “Estadísticamente no parece probable que haya un cuarto año consecutivo de clima tan favorable”, vaticinó.

Para Erize, “llama la atención” que los fondos de inversión se estén comprando en soja en plena cosecha estadounidense, más aun teniendo en cuenta lo abultada de la misma. “No hay una respuesta clara” para explicar este comportamiento, dijo, pero manejó algunos argumentos.

Consideró que hay “nuevos factores que empujan. De la cosecha de Estados Unidos, en dos meses ya tienen comprometidos 36 millones de los 54 millones de toneladas que piensan exportar. Todas las semanas la evolución de las ventas al exterior supera las expectativas de los operadores”. Esto se confirma con los embarques, que oscilan en casi 3 millones de toneladas de soja por semana, mayoritariamente a China, cuando deberían ser del orden de un millón semanal.

Un segundo argumento desde el lado de los fundamentos son los stocks de aceite de palma en Asia, que han caído a niveles nunca vistos. “Esto también ayuda porque es el aceite más consumido del mundo”, explicó.

Además, dijo que las proyecciones del USDA generan “dudas”, ya que “siempre le vienen errando en los stocks finales, proyectando mucho más de lo que finalmente se da”.

A este panorama internacional, el especialista de Nóvitas le agregó que “por primera vez en la historia el área de soja en Sudamérica va a caer, por lo menos un millón de hectáreas”, principalmente en Argentina, donde vaticinó que “en cuatro años va a tener tres o cuatro millones de toneladas menos”.

Por último, se refirió a la revalorización del real, que complica a los agricultores brasileños.

Vea la nota en: http://www.tardaguila.com.uy/site/index.php/es/informes-diarios/ganaderi...